Constancia

Constancia

domingo, 9 de abril de 2017

3ª Prueba del Open de Euskadi de Btt 2017 - Erandio


Y seguimos a tope con el btt. Esta vez en Erandio, en el parque de Akarlanda, en la tercera prueba del Open Vasco (aunque para mí era la segunda).



Era prácticamente el mismo circuito del año pasado (salvo por alguna subida y cosas así pero poca cosa) y este año estaba seco. Me pareció bastante divertido y duro. Es un circuito bastante rompe piernas, cambios de ritmo y algún sitio técnico, y me gustaba.




Para añadir emoción al asunto, se me fastidio el freno esa semana y aunque parecía haberse solucionado el problema, volvió a fallar, quedándome sin freno delantero. 



Vi el circuito, y después fui a la furgo para calentar.
Acabé el calentamiento y fui con Julio a la salida. A él le llamaron el segundo por su colocación en la general del ranking y a mí se supone que me tendrían que haber llamado pero solo colocaron a cinco y después nos mandaron ponernos a los demás.



Pese a eso, salí bien. En cuanto pitaron me coloqué a la vera de Julio y después a rueda. Adelantamos a Raúl Arnaiz (Meta) que había tenido un contratiempo. Julio se marchó para delante y yo cogí mi ritmo y a tirar millas. Iba adelantando a mucha gente de otras categorías.


Por la salida había calculado que iría entre tercero y cuarto, y había visto a otro cadete delante de mí, así que me lancé en su persecución. Tuve un par de problemas porque me pillaron montoneras en sitios muy muy estrechos donde iba andando con la bici de la mano parado prácticamente.




Me cogió Raúl otra vez y fuimos juntos hasta que partió la patilla del cambio y ya se tuvo que retirar. Después empecé a notar otra vez que no frenaba el freno de delante justo cuando casi había cogido al tercero, casi le podía tocar. Entonces tenía que ir con más cuidado en las bajadas y aun así se me embalaba de vez en cuando y me salí en dos curvas. Perdí mucho tiempo y ya no pude coger al tercero.





Aun así bastante contento por cómo me está respondiendo el cuerpo. La próxima la Superprestigio de Arnedo!!


jueves, 6 de abril de 2017

Gran Premio de Primavera de Amorebieta 2017


Y empezamos la temporada ya de forma definitiva, en Amorebieta en carretera. Al ser sábado, tocaba la carrera por la tarde. Quedamos al mediodía en el club, y montamos todo al furgón y nos dirigimos a Amorebieta.

Hacia mal tiempo, llovía y hacia viento (mucho). De vez en cuando paraba pero siempre volvía a empezar. Cuando llegamos allí, empezó a diluviar, pusimos las carpas y como hacia tanto viento ni amarrándolas se aguantaban así que al final acabamos dentro de la furgoneta.
Como ni para nuestro equipo ni para otro habían traído dorsales tuvimos que correr con unos más viejos, y nos los dieron cinco minutos antes de salir. Calenté muy poco (gran error ya que yo necesito calentar bastante) y marché para la salida.

Nada más pitar el árbitro hubo una caída. Como estábamos atrás del todo, nos comimos las tres caídas pero salimos de ahí sin problemas (aunque éramos ciento treinta corredores casi). Por culpa de haber calentado poco, iba súper, súper frio. Así que iba detrás, en la cola del grupo. No me descolgaba con la facilidad del año pasado así que aguantaba bien. Llegamos a la segunda vuelta, y ya iba bastante mejor. Me coloqué en la mitad del grupo e iba sin ningún problema. Cuando quedaban menos de 10 km para meta, la cosa se empezó a poner fea. La gente empezó a ponerse muy nerviosa, daba bandazos, quería pasar para delante. Luego también están los corredores que se creen amos y señores de la carretera y les da igual si tiran a otro o pasa cualquier cosa. 

Entonces íbamos todos dándonos golpes, empujones y gritos.
Llegamos a las últimas curvas antes de meta, la tensión era palpable, olía a quemado por culpa de los frenazos, se oían gritos y juramentos. Estuve a punto de irme al suelo dos veces, una antes de encarar la recta de meta y otra en la recta. La primera fue un frenazo y casi me subo encima del corredor de delante. La segunda otro frenazo y un corredor que se cruzo.


Al final casi ni me dio tiempo a esprintar pero entré en la 53ª posición dentro del pelotón.  

Con ganas de la siguiente carrera de carretera.

domingo, 26 de marzo de 2017

2ª Prueba del Open de Euskadi de Btt 2017 - Urretxu


Y continuamos con la temporada después de la prueba de la Copa de España de Valladolid. Esta vez en Urretxu (Guipúzcoa) con la segunda prueba del Open Vasco.



Llegamos un par de horas antes, y fuimos a dar una vuelta al circuito. A causa de las lluvias, el recorrido estaba totalmente embarrado y era duro (casi todo se hacía a “pata”) y peligroso (había bajadas que no lo veía nada claro). Dando la vuelta intenté bajar casi todas pero después de tres “sálvese quien pueda” (saltar por encima del manillar) y un “cuerpo a tierra” veía la cosa de manera diferente, y decidí aprovechar mi entrenamiento de ciclo cross y cada vez que lo viera mal, saltar en marcha y con la bici de la mano.



Llegamos después de un rato a la parte de la meta para calentar. No llovía, ya era algo. Y encima salió el sol. Todo parecía dispuesto, dábamos dos vueltas a un cirucito de 4,87 km.
Fui a la salida. Del equipo solo estábamos Julio y yo, el tenia puntos por haber corrido en Errenteria. Yo no, así que me tocaba salir atrás.




Salí mal, bastante mal colocado. Pero como se me dan bien las remontadas tampoco le di muchas más vueltas. Hubo un trabón en la primera curva para entrar al “prau” y de un salto me apeé de la bici y eché a correr adelantando varias posiciones. Yo lo tenía claro, se me da bien correr y tirar de la bici y tenía que aprovecharme de eso. Cada vez que iba demasiado lento o lo veía mal, saltaba en marcha. Y así subiendo (que es donde mejor iba) iba a ritmo pasando gente y bajando iba con la bici de la mano dando brincos como un rebeco.  La subida era (y se hacía) larga, con una parte de pista y otra de camino embarrado que resbalaba bastante. Iba tranquilo, respirando, porque sabía que se iba a hacer laaargo.




Llegué a la parte más alta del circuito, comenzaba el descenso. Aunque mucho lo hacía a pata, cuando podía lo hacía montado. Llegué abajo sin ninguna incidencia, aunque perdí un puesto al pasarme Oier Mazón (Karrantza) lo recuperé al adelantar a un corredor del Mendiz Mendi.




La mejor afición

Entonces me enteré de la posición en la que iba, el sexto. Yo pensaba que iba sobre el diez o así porque había salido mal, pero había conseguido remontar. Subiendo ya había que abrir gas, no como en la primera vuelta y darlo todo. Cogí a los dos cadetes que tenía delante en la ascensión. Estuve a punto de irme al suelo un par de veces pero pude aguantar. Bajando fui más a lo loco que antes, recortando más tiempo pero sin poder evitar que me pasara un corredor, por lo que entré en meta en la 6ª posición.





Bastante contento, a tope para la siguiente.


domingo, 19 de marzo de 2017

2ª Prueba de la Copa de España de BTT 2017 - Valladolid


Y esto empieza otra vez, por fin. Como el año pasado, que comenzábamos la temporada en Valladolid, más exactamente en el Cerro de las Contiendas con la bici de Btt.




Después de un mes de pretemporada, y algún que otro día quitando la carbonilla a la bici de montaña para coger técnica (a veces, mas de las que me gustaría, dando lugar a accidentes en bardales), tocaba correr en la segunda prueba de la Copa de España siguiente a Chelva (Alicante).



Pero para ponerle más emoción al asunto y sufrir un poco más encima de la bici, la misma semana de la prueba, tenía el viaje de estudios a París, haciendo todos los días un media de 14 km a pie, más el no descansar, más la mala alimentación dieron lugar a un Nico hecho polvo pero aun así con ganas de correr.



Fui el sábado, para ver el circuito rápidamente y no tener que ir por la noche al día siguiente para poder llegar a tiempo (corríamos a las nueve). No es la misma organización del año pasado (no organizaban los de Internacionales BTT) y tampoco el mismo circuito. Aunque desde el plano parecía que solo cambiaban un par de cosas al llegar allí se demostró lo contrario. La pista del principio se hacía por otro sitio, se quitaban subidas y bajadas, y como resultado era un circuito muy rápido con más bajada que subida.




Llegamos el domingo y me preparé tranquilamente, me monté al rodillo y rompí a sudar. Después de un rato, me bajé fui a la salida y saludando a amigos y conocidos por el camino (y felicitando a Ignacio García de Bembibre, que era su cumpleaños) esperamos a que nos llamaran.





Me llamaron en la segunda fila por la cola, y un minuto después de las féminas junior el árbitro tocó el silbato y salimos. Por culpa del calor y de que el sitio era seco de por sí, el polvo estaba muy presente, se veía poco, y desde el principio ya ibas masticando polvo.



Las curvas eran peligrosas, eran de grava y polvo y resbalaban. Íbamos a tope, todos sabíamos lo importante que era llegar a la primera bajada cuanto antes. Era una bajada peligrosa y la carrera se iba a cortar ahí (creo que deberían haber puesto un par de colchones en los árboles de abajo por seguridad). Llegamos a la primera subida de verdad, dura y empinada y por el bacalao que se había montado hubo que apearse. Íbamos en dos filas, una por la parte de arriba, y otra por abajo. Llegamos a la bajada y se convirtió en una. Iba atrás pero tampoco estaba para muchos trotes, así que cogí mi ritmo y pa’lante.





La primera vuelta lo pasé mal, estaba aguantando detrás de un grupo como podía. Me tuve que bajar varias veces, casi siempre porque todavía íbamos demasiado juntos. Llegué a la segunda vuelta, y la cosa no mejoró, en realidad todo lo contrario, el tramo de pista se me hizo eterno, y me hice la bajada a una rueda, la de delante. Al llegar abajo estuve a punto de bajarme y respirar porque estaba frenético. Pero seguí para delante. Iba bastante petado, pero estaba dispuesto a acabar. Fui incapaz de hacer la mayoría de las subidas y en las bajadas, iba asustado.



Entonces llegó la tercera vuelta y me relajé y gracias a eso (después de volver a petar en la pista) cogí un poco de ritmo. Iba con más determinación en las bajadas y más fuerza en las subidas. Al final, llegué en la 34ª plaza.



¿Conclusión? Que tengo ganas de verdad de seguir corriendo y ya en buenas condiciones para dar lo mejor de mí, por ello pese a no estar descansado y preparado para esta carrera me volví a casa contento.