Constancia

Constancia

viernes, 3 de noviembre de 2017

sábado, 28 de octubre de 2017

1ª Prueba Copa de España Ciclocross 2017 - Llodio


Después de la carrera en casa, tocaba comenzar la Copa de España de ciclo cross en Llodio (Álava). Es una de las carreras que más me gusta por lo preparada que está.  El circuito es un circuito duro, con partes técnicas bastante divertidas. También había zonas rodadoras, troncos, un puente… en general todo muy bien montado.



Es un circuito que me encanta, me parece muy divertido por lo que iba motivado a la carrera. Llegamos allí pronto, y fui a dar una vuelta al circuito, que estaba un poco húmedo por el rocío. Luego volví a la carpa del equipo, que se encontraba dentro de una nave que proporcionaba la organización para los equipos.  Allí esperamos tranquilamente a la hora de prepararse y de calentar antes de ir a la salida.



Una vez en la salida, formaron la parrilla con el ranking nacional, en el que yo no me encontraba muy arriba, así que no salí muy bien.




Las primeras curvas, de asfalto y en subida, estaban mojadas por el agua de los boxes. Los nervios, jugaron una mala pasada a varios corredores y hubo varias caídas masivas, prácticamente delante de mí.




La primera vuelta fue un poco caótica, sobre todo en las zonas altas del circuito, porque todo el mundo quería pasar aunque no hubiese sitio para hacerlo.  No iba muy bien colocado, pero me encontraba bien.



Fui remontando, y según más remontaba, mas me motivaba y con ello mejor iba. Las dos primeras vueltas, iba más tranquilo, pero después iba obcecado en el corredor que tuviese delante en ese momento. Poco a poco iba pillando. Tuve varias luchas, algunos vendían cara su posición, otros era más fácil.




Al final llegué a meta sintiendo que podría dar una vuelta más. Bastante contento por mis sensaciones, por cómo había respondido.  







domingo, 22 de octubre de 2017

Ciclocross de Colindres 2017


Tocaba correr en casa, en Colindres, en el parque del Riego. El circuito (el cual no me gusta, aunque este año no estaba tan mal gracias a la presencia del barro) era prácticamente igual al del año pasado salvo alguna ligera novedad.



Me levanté más tarde que de costumbre para ir a las carreras (algo que siempre se agradece). Llegué a la carpa de mi equipo y me preparé para dar una vuelta al circuito. Y a mitad de vuelta, para la carpa otra vez, por pinchazo. Después de haberlo arreglado y demás, ya habían salido algunas categorías y ya estábamos preparados fuimos a calentar. Llovía a ratos, así que salíamos de la carpa lo mínimo posible.



Nos colocaron en la salida cuando acabaron los cadetes. Yo no estaba en el mejor sitio para salir porque tenía la rotonda justo de frente y era muy posible que me cerraran contra ella, y no quería estar haciendo mucho el bobo, porque es una salida peligrosa donde he visto buenas caídas.




Efectivamente me cerraron contra la rotonda cuando dieron la salida. Pero aun así no fue mala salida. En la entrada al Regatón (la zona de arena), íbamos en fila y cuando íbamos a acceder a un sendero estrecho, me colé por una de las dos entradas que había porque se estaba haciendo un tapón en el primero. Adelanté algunos puestos ahí.




Entramos en la campa y no iba mal. Y prácticamente en el último tramo del circuito, al salir de la zona de la laguna, pinché. Así que tocó ir corriendo hasta el box perdiendo todas las posiciones. Cambié de bici, y abrí gas para intentar coger a alguien. A partir de ahí, mi carrera era ir recortando tiempo con los de delante aunque tampoco podía coger a muchos. Me encontré bastante bien, aunque no a tope.





A meta llegué solo, como había ido prácticamente toda la carrera pero un poco decepcionado por no haber podido dar lo mejor de mí en mi pueblo.






domingo, 15 de octubre de 2017

Ciclocross de Villarcayo 2017


Y para terminar con el tríptico burgalés (el Trofeo de Diputación de Burgos, que consta de las tres pruebas de Fresno de Rodilla, Medina de Pomar y Villarcayo), tocaba subir a correr a esta última localidad, al parque el Soto sobre el río Nela.



Llegamos prontito y fui a dar una vuelta al circuito. No había cambiado mucho, pero se había vuelto mucho más rápido de lo que era (y era muy rápido). Es un circuito donde vas siempre a tope, porque no hay zonas de descanso, ya que si decides levantar un poco el pie para respirar te quedas atrás. Aparte de eso es un circuito muy completo, con escaleras, tramo de arena (que se hacía realmente duro con el paso de las vueltas), tablones… etc.



Después de calentar y demás, fuimos a la salida, donde fueron llamando por el ranking del trofeo. Como había perdido mucho por el pinchazo de Medina estaba atrás, y acabé en el peor sitio colocado, entre la carretera y la acera, en el canalillo. Dieron la salida y yo no podía salir y casi me voy al suelo. Llegué mal a la campa, y aunque remonté un poco en las primeras curvas aprovechando algunos parones, estaba muy atrás. Acabé la primera vuelta, sin ningún percance salvo algún “uy”. 



Las siguientes vueltas fueron muy parecidas entre sí. No conseguía coger un buen ritmo, aunque ganaba posiciones no me encontraba nada cómodo. Iba cogiendo corredores, luchando la posición con algunos, y con otros no. La arena se me hizo bastante dura, pese a que más o menos el correr a pie lo llevo bien. Iba con el corazón en la boca, porque aunque es un circuito que desde fuera no parece duro, es un circuito donde no puedes relajarte nada, porque siempre estas a tope.




En otros puedes aprovechar algunos momentos para tomar un respiro.  
Entré en meta un poco desanimado porque no iba como me gustaría. No había aguantado bien la carrera y no me veía del todo bien. 











FOTOS (II)   

sábado, 14 de octubre de 2017

Ciclocross de Medina 2017


Continuando con el Trofeo Diputación de Burgos, después de la primera prueba en Fresno de Rodilla, tocaba la ya clásica Medina de Pomar, a la cual llevo yendo desde que era pequeño, cuando corría en escuelas.


La carrera como todos los años, era un sábado, víspera de la carrera de Villarcayo. Los niños y los máster corrían por la mañana, mientras que los demás por la tarde.



El circuito apenas había cambiado, salvo por un par de curvas. Es un circuito rápido, aunque no tanto como podía llegar a ser Fresno. Tenía una zona de arena que quemaba mucho, escaleras, tablones, alguna zona técnica aunque no muy dificultosa.



Comimos allí tranquilamente y luego de prepararnos, nos montamos al rodillo cuando llegó la hora. Fuimos a la salida, y estuvimos dando unas vueltas allí haciendo tiempo mientras nos llamaban. No tenía el mejor sitio de salida pero aun así se podía salir bien y adelantar unos cuantos puestos de salida si tenía suerte.



El árbitro pitó, y salimos a tope. Pude colarme y coger un buen sitio para entrar en la campa. Al entrar en el primer zigzag, hubo varios trabones, pero pude aprovecharlos a mi favor y adelantar varias posiciones corriendo. Llegamos a la parte baja del circuito, donde se encuentra la mayor parte de este. Íbamos manteniendo posiciones, alguno me adelantaba, yo adelantaba a otro. 



A diferencia de la carrera en esta si llevaba botellín, pero el porta botellines se rompió en una zona de baches. Poco después, empecé a notar que iba muy bajo de presión en la rueda de atrás. Y como no, miré y estaba pinchada. Pues me tocó bajarme de la bici y correr hacia el box y ver cómo me iba pasando la gente que ya había dejado atrás. Para cuando llegué al box, ya estaba solo y solo quedaba remontar. 



Puse un buen ritmo y empecé a tirar para delante. Fui cogiendo corredores pero aun así no avanzaba casi nada. Me cogieron las dos primeras corredoras de la categoría elite femenino, y las seguí un poco hasta que ya no podía más. Poco después me cogió Lierni Lekuona (Bizkaia Durango) que me llevó a un ritmo bastante fuerte para acabar cogiendo a otro grupito de corredores de mi categoría.




Me dio rabia el pinchazo por no saber a dónde podía llegar, después de haber hecho buena salida.