Constancia

Constancia

domingo, 18 de junio de 2017

7ª Prueba del open de Euskadi de Btt 2017 - Sodupe


Y después del agridulce campeonato de Cantabria de btt, tocaba seguir con el open vasco, esta vez en Sodupe. A diferencia del año pasado, este año hacía CALOR. Muuuuucho calor. 



Además, el circuito también había cambiado. Le habían acortado bastante, aunque habían añadido un par de tramos bastante  ratoneros y bastante divertidos. También habían aumentado las bajadas. 



Me gustaba bastante el circuito aunque me venía mejor el circuito del año pasado. 


Llegamos prontito y fui a dar una vuelta, para ver el circuito al cual tenía que dar 3 vueltas. Después volví  a la furgo para calentar tranquilamente. Sudando bastante (por el calor y por el calentamiento) me dirigí a la salida.


De perderme tantas carreras, mi posición en el ranking ha bajad0 considerablemente así que fui al último al que llamaron.


El árbitro pitó y salimos fuerte, aunque se bajaron mucho los humos, la carrera era dura y la subida larga y dura. Salimos muy poco espaciados entre categorías por lo que cuando llegamos a la zona técnica (la primera) había muchos tapones. Más o menos pude aprovechar algunos corriendo con la bici de la mano, pero en otros solo pude esperar parado debido a que no había más sitio. Cada vez que salíamos a algún sitio abierto, aprovechaba para ponerme a rueda y aprovechar a los demás todo lo que pudiera. Al llegar a las últimas bajadas, seguíamos todos en fila, y nos quedamos todos literalmente parados. No se podía pasar y no había espacio para hacer adelantamientos corriendo. Y todos juntos y apelotonados llegamos a meta la primera vuelta.


En la subida nos separábamos un poco más, ahí cada uno iba a su ritmo.



Luego nos volvíamos a juntar y a estorbarnos unos a otros. Hacía demasiado calor, y lo estaba pasando mal. Así que bebía mucho y cada vez que pasaba por meta me echaba el agua encima. La última vuelta se me hizo larga. Iba a mi ritmo y luego ya a aceleré para dar lo último de mí antes de empezar a bajar.  Después solo quedaban un par de curvas y carretera hacia la meta, donde entré en la 13ª posición muerto de calor.





Después de esto ya pensando en la siguiente para seguir recuperando la forma.



domingo, 11 de junio de 2017

Campeonato de Cantabria de Btt 2017 - Rodezas


Y para acabar ya con los Campeonatos de Cantabria, nos íbamos un domingo a Rodezas, donde se celebraban los regionales de Btt.
El circuito le conocía, ya había ido a verle y me gustaba. Era un  circuito, no como suelen ser otros que simplemente te mandan  subir a un monte y luego bajar. Este era un circuito currado y bonito. Tenía subida (bastante), zonas y bajadas técnicas, zonas para recuperar un poco, otras para apretar…




Llegamos pronto para coger sitio, y me preparé las cosas de correr tranquilamente y me quedé allí hablando, no necesitaba ir a ver el circuito. Estaba  nervioso, muy nervioso.



Cuando llegó la hora, me monté en el rodillo. Tenía que calentar muy bien, la clave de la carrera era salir bien.


Fui a la salida, que se hacía en el mismo prau que en la de escuelas. Había venido Gonzalo Inguanzo, doble campeón de España de cx, Miguel Sánchez, el castreño con los que compartí selección en Valencia… muchos cadetes.



Nos colocaron por el ranking de la española, y me llamaron segundo detrás de Julio. Cuando nos preparamos todos, el árbitro dio la salida.

Salí genial. Gonzalo, como era de esperar, nos pasó por encima. Julio se pegó a su rueda como una lapa. Y yo detrás.




En el zigzag ellos se escaparon. Yo iba tirando de un grupito. Hicimos medio circuito y llegamos a la subida más dura del circuito, donde atacó Miguel, le seguí en la subida pero se marchó en solitario. Álvaro Cobo (Bicicletas Meta) e Isma estaban detrás de mí. Álvaro atacó y se fue un poco. Isma seguía detrás. De mientras a todo esto, mi porta botellines se rompió y perdí el botellín, así que solo podía beber un trago cuando pasaba por el box. Llegamos a meta e Isma me atacó. 



Estuve a punto de irme al suelo porque no entrabamos. Cogí mi ritmo, porque no me encontraba bien y no podía perder más. Me cogió Álvaro Boo (MTB Torrelavega) y fuimos juntos hasta que me atacó. Luego el tuvo que parar y yo tiré para delante. Seguía sin encontrarme bien. 




Pero tampoco podía bajar mucho el ritmo porque tenía a Álvaro pisándome los talones. Me quedaba poco para acabar y le tenía muy cerca, así que lo di todo para alejarme. 






Al final entré sexto, con no muy buenas sensaciones pero bueno, todavía queda trabajo.


domingo, 4 de junio de 2017

Campeonato de Cantabria de Ruta 2017 - Igollo



Y volvíamos a las carreteras después de la crono, y volvíamos para correr el Campeonato de Cantabria de ruta en Igollo (Camargo).
Después de varios días lloviendo, el domingo no iba a ser menos y también llovía, aunque no tanto, afortunadamente.


No sabía cómo era el circuito. La zona en sí, la conozco, porque por esa zona hay varias carreras y al final pasas por los mismos sitios. Eran dos vueltas pequeñas y una grande, en la que se subía “El Churi”. Sabía que la carrera iba a ser dura, muy rompe piernas, con los cambios de ritmo y las subidas y bajadas.


Nos preparamos todo, y fuimos a firmar, los primeros para quitárnoslo de encima rápidamente. Después tuvimos charla de equipo donde nos dieron instrucciones. Calentamos y fuimos a la salida. 



El árbitro pitó pero como era salida neutralizada íbamos todos bastante tranquilos. Pasé para la cabeza de grupo rápidamente. Tenía ganas de volver al pelotón porque con la tontería este año solo había corrido una carrera.


Cuando por fin dieron la salida, yo tenía mi sitio cogido para aguantar todo lo que pudiera hasta que llegase cualquier oportunidad de cualquier cosa.  Hubo varios ataques pero no salió nada hasta mitad de la primera vuelta cuando un ataque se despegó y se fue.


En él iba Isma, mi compañero de equipo, así que tocaba trabajar para él. Salíamos a los ataques para cortarlos aunque tampoco nos dieron mucho trabajo. Luego ya cuando saltó Gonzalo Inguanzo se movilizó el pelotón. Salté para ver cómo iba la cosa porque se habían formado dos grupos, y no veía reaccionar a nadie. Pero la diferencia entre uno y otro rápidamente desapareció. Llegamos a una subida donde se puso un ritmo fuerte y se me salió la cadena. Intenté meterla de montado pero no entraba así que me tuve que bajar y perdí muchísimo. Enganché a un grupo de varios corredores, pero donde nadie quería trabajar.



Entonces hablé con Álvaro Sainz (Luyma), y le dije si quería volver a entrar al grupo. Intentamos marcharnos pero nos siguieron. Por lo menos, empezamos a organizarnos y entonces empezamos a coger al grupo hasta finalmente enganchar. Pero como la cosa se acababa, el Efraín empezó a tirar en la misma subida donde yo me había quedado antes, y el pelotón se rompió.




Llegamos repartidos en dos grupos al Churi, (sin contar la escapada). En mi grupo, Julio le lidero totalmente. Atacó y se escapó en persecución del grupo de cabeza. Yo iba con Alberto, llegamos bien arriba, pero empezaron a pasarnos corredores que iban haciendo trascoche y no podíamos meternos. Y así nos quedamos solos. Íbamos bajando fuerte, pero al ser tan larga la bajada y la lluvia, el agua de la carretera, se me quedaron las piernas súper frías y luego casi no podía ni dar pedales.



Al final entré en meta el último, el 28º de unos 80 que habíamos salido. Contento por haber acabado, todavía me queda bastaaaaante.


domingo, 28 de mayo de 2017

Campeonato de Cantabria CRI 2017 - La Serna


Después de una semana parado sin entrenar a causa de las heridas de la carrera de Izkue, fui a ver la carrera de Galizano de carretera. Tenía un mono de bici de la leche.




Al día siguiente volví a coger la bici. Todavía tenía unas pocas molestias de haber estado con el brazo inmovilizado por la inflamación. Toda la semana rodando para volver a coger el ritmo poco a poco, porque se acercaban uno de los picos de temporada, los campeonatos regionales, los tres seguidos, contrarreloj, ruta y btt.  Además perdía tres días porque me iba a Madrid ese fin de semana a presentar un proyecto de robótica en la RoboCup junior.


Al volver, ese mismo lunes fui a ver el circuito de la crono, porque para otra cosa no, pero para una crono de siete kilómetros es muy importante conocer e incluso memorizar el circuito. Y di una vuelta fuerte, para probarme, para ver que tal me veía y sobre todo porque necesitaba hacer algo después de tres días sin tocar la bici. Hice un tiempo de 12 minutos y medio. El tiempo record de ese circuito hace dos años fue 10:30 minutos.



Seguí entrenando esa semana, y así llegó el domingo.
Nos levantamos prontito para poder coger sitio, y nos dirigimos a La Serna, al la do de Arenas de Iguña, donde hace dos años también se celebró el Campeonato de Cantabria de CRI.


Me di otra vuelta al circuito con uno de los directores, Pacheco, tranquilamente para ver los últimos detalles del circuito y mover un poco las piernas.


Como cada corredor tiene una hora prefijada por inscripción cada uno teníamos horarios diferentes, como el masaje, el rodillo, etc…
Yo estaba muy, muy animado. Me habían dejado unas ruedas para correr y corría con el casco de Oscar Negrete (como siempre, jejeje), un casco que me parece precioso.


Fui a la salida. Me verificaron el desarrollo y subí a la rampa.
Volvía a tener a mi padre al otro lado del pinganillo y como no, a AC/DC a tope por los altavoces.



El árbitro me avisó, treinta segundos, quince, diez… y pitó.
Salí a tope. Cogí un buen ritmo rápidamente y llegué a la subida del puente. Iba bien. Entonces encaré la recta de la gasolinera en dirección a una rotonda donde giraría en redondo y volvería por la misma carretera. Me daba el viento a favor, pero sabía que no me tenía que cebar porque entonces lo pagaría al volver que me daba en contra. Pero al volver no iba bien. No podía doblarme y el aire me estaba matando. Conseguí aguantar un poco el ritmo para no perder mucho tampoco. Mi padre me animaba desde la radio y me ponía las canciones del grupo australiano. Llegué a la última subida y me levanté para pasarla rápido. Luego entré en la última curva cerrada y empezó los últimos tramos de llegada. Era el momento de terminar de exprimirse. Sabía que había perdido mucho tiempo en la recta entre la gasolinera y la subida pero tenía que bajar todo lo que pudiera ahora. Y entré en meta a todo lo que daba.



Luego vino lo que no cuadraba. Hice el puesto 29, con un tiempo de 12:46. Sé que fui mal y perdí tiempo y que hacia viento, pero incluso con eso fui bastante más rápido que entrenando una semana antes, después de haber estado un fin de semana fuera sin dormir apenas.



Pero tampoco se puede hacer nada a eso, así que tocaba seguir entrenando para ir mejor al campeonato de ruta.